miércoles, 2 de febrero de 2011

Conductismo

(Década de los 20's, Aunque se puede rastrear hasta finales del 1800's e inicios del 1900's)
Perrito Pavloviano

Aunque las bases de esta escuela se pueden rastrear con los trabajos del fisiólogo ruso Ivan Pavlov a finales del s. XIX (debieron haber aprendido en la preparatoria a cerca de su trabajo con perros); Esta escuela comenzó en forma hasta la década de los años 20's con diversas figuras en E.U., pero especialmente con J.B. Watson.

Se puede decir que esta escuela tiene una herencia ideológica totalmente independiente a todas las demás escuelas, y es que, mientras la Gestalt y el Humanismo manejan en cierta medida conceptos como el inconsciente, los conductuales tienen una visión propia y carente de conceptos que muchas veces se  consideran necesarios en la psicología, como "inconsciente", "proyección", etc.

En corto, se puede decir que a los conductuales sólo les importa o dan mayor peso al comportamiento observable. De todas los enfoques, me atrevería a decir que son el más cercano a una ciencia rigurosa (con datos duros y cuantificables y estudios rigurosos).

Sus ideas básicamente son que el comportamiento se forja cuando aparecen o desaparecen estímulos negativos o positivos, más ciertas predisposiciones del organismo y el medio (de la misma manera en la que se condicionaría un ratón o un perro) sin tener mucho reparo por los procesos internos del sujeto (mentales, interiorizaciones, etc.).

Por lo anterior, al conductismo se le ha llego a criticar llamándole teoría del "Organismo vacío". Quizás con algunos ejemplos se pueda rebatir esto:
Y básicamente, el mismo principio lo pueden aplicar
con seres humanos.

1) Primer Ejemplo:
Supongamos que tenemos a una chica o mujer joven que se presenta al trabajo o universidad con un par de aretes nuevos o blusa nueva o de un estilo no acostumbra. Supongamos que durante ese día recibe al menos un par de elogios con respecto al nuevo detalle en su imagen personal. Esto será un estímulo positivo, y promoverá que el comportamiento (el uso de esas prendas o parecidas) se repita; eventualmente incluso podría desarrollar un estilo de vestimenta que le favorezca, pero independientemente de bajo que enfoque se vea esto, el hecho es que cierta serie (no necesariamente sucesiva) de estímulos positivos le han forjado una parte de su comportamiento observable.

2) Segundo Ejemplo: Retomemos el escenario del ejemplo anterior, no obstante, ahora, en lugar de un par de cumplidos, imaginemos que la joven tiene un par de eventos favorables. La teoría aplicada es básicamente la misma, pero en este caso se podría generar la idea de que de alguna forma el uso de los pendiente o de la blusa ha alterado la realidad tangible que le rodea y concluye que de hecho las prendas han generado "buena suerte". Esto se conoce como "Pensamiento Mágico", y desde un enfoque radicalmente conductual se podría tomar como la materia prima que crear supersticiones y religiones.

3) Tercer Ejemplo: Les daré otro ejemplo práctico que resulta de lo más común tanto en pacientes como en personas sanas: Supóngase que se tiene una pareja de jóvenes de 15 años que se enamoran por primera vez en sus vidas el uno del otro. Se entregan tanto afectiva como emocionalmente sin reservas de manera mutua. No obstante, ante eventualidades y dificultades de la vida, tanto como por el grado apenas incipiente de madurez en ambos, la relación termina y no en los mejores términos. Ahora tenemos este fenómeno: Pese al transcurso de un tiempo razonable desde este evento, aún en la actualidad ambos sujetos muestran algo de recelo al abrirse de forma total en una relación... Este fenómeno en particular se puede definir y explicar singularmente bien en términos de esta escuela: Estimulo Negativo, Conductismo puro, si no lo ven es porque no quieren.

Algunos puntos acerca del conductismo:
  • Se usa considerablemente en el campo experimental y de investigación.
  • En la primera mitad del siglo XX arraigó considerablemente en Estados Unidos.
  • Podría decirse que es ideal en el tratamiento de conductas no deseadas (fumar, tomar, comerse las uñas, adicciones, no estudiar, etc.) o anheladas (estudiar, ser dedicado, tratar niños problemáticos) de forma rápida y eficiente.
  • Cuenta con un uso considerablemente en el campo clínico, particularmente en el publico y en campañas de salud.
  • Algunas corrientes conductuales le dan un papel reducido a la voluntad.

Subramas: Conductismo Radical, Cognitivo-Conductual, Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC),  Modelo A-B-C, Terapia de Modelamiento de Conducta.

Nombres importantes: Ivan Pavlov, B.F. Skinner, J.B. Watson, Edward Thorndike, Aaron Beck, Albert Ellis y Albert Bandura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada