viernes, 11 de marzo de 2011

Etapas Psicosexuales y Adolescencia

Podría apostar lo siguiente: "Si ud. tiene 20 años o más, la mayoría de los problemas emocionales o afectivos con los que ha lidiado constantemente se remontan -muy probablemente- a su adolescencia".

Y es que es precisamente en ese momento (la adolescencia) ud. ha salido del periodo de Latencia.

Sexualidad Infantil

Probablemente una parte de los lectores no consideren o se resistan a imaginar que la masturbación es algo presente en infantes, incluso los de edades más tempranas (más que -quizás- en rarísimos casos). Procederé a explicar esto.

Libido y Pulsión

Para no ahondar mucho en el tema de lo que es la "libido" (para la psicoanálisis) le definiremos de forma provisional: Pueden entenderlo como la "materia prima de un Pulsión"; por otra parte, también daremos una definición provisional a "Pulsión", pueden imaginarla como un "Deseo que tiene un objeto". La única condición aquí es la siguiente: Hablamos específicamente de Deseos (Pulsión) que tienen como materia prima (Libido) algo instintivo: El hambre y la comida (Hambre como pulsión y comida como objeto), el instinto reproductivo y una persona del sexo opuesto (Pulsión y Objeto, respectivamente) o el cariño y alguien a quien se dirige el afecto (De la misma forma: Pulsión y objeto, respectivamente).

Ahora diremos esto: La sexualidad también se constituye en Pulsiones ha ser satisfechas, y dichas pulsiones se deben fijar en un "algo", es decir, la "Libido" de tener un objetivo y no quedar al aire.

En el mundo de un Infante y su Sexualidad

El infante, y más aún uno que todavía no puede caminar, tiene mundo altamente limitado que de hecho se reduce a lo que puede alcanzar con sus propias manos o introducir a su propia boca, es decir: su propio cuerpo (Esto se relaciona con el narcisismo). Un infante de esa edad no puede hacer como el adolescente o el adulto, que por medio de la interacción social, pueden acceder -de manera debida o no- al cuerpo de otro ser humano y descargar en él o ella sus afectos; siendo así, el bebé generalmente dispone de lo que está a su alcance.

Para reafirmar lo anterior quisiera recordar:

1) La sexualidad, por más configurada y conceptualizada que la tengamos en nuestra mente, depende y nace de un soporte biológico, que no es otra cosa que nuestro cuerpo (piel, genitales, etc.); es un hecho por demás obvio que si nacemos con toda nuestra fisiología sana, gozamos de ese soporte biológico para la sexualidad desde bebés.

2) Definiremos la sexualidad de una manera un poco más amplia no sólo de limitada a lo genital o la función reproductiva. Así, a muchos comportamientos de auto estimulación (aquellos en los que el objeto es el mismo cuerpo, es decir uno mismo), pueden ser definidos como "masturbatorios".

Por ejemplo, algunos comportamientos infantiles pueden caer en este sentido de lo "masturbatorio" (morder, chupar el seno materno, chupar el dedo, retener heces o dejarlas como si jugase con la esfínter anal). Claro está que, al carecer de significantes culturales o habilidades de reproducción, dichos estímulos carecen de los mismo valores que se le asignan en la vida adulta.

Ahora que sabemos lo anterior, y entendemos como se tiende a canalizar la libido en las etapas más tempranas de la vida (las aparentemente asexuales), podemos entrar en materia con una clasificación.

Conozca las Etapas

Los estadios son fases en las que la persona se fija por decirlo de una forma. Si repasamos las ideas mencionadas tiene esto adquiere sentido: La Libido requiere de un objeto para fijarse (y evitar ser libido "al aire libre"), pero el mundo del infante, especialmente si es una menos de 2 años, es sumamente limitado... entonces, ¿A dónde se dirigen sus pulsiones?

Al parecer, durante su infancia hasta la adolescencia, la mayoría de las personas siguen un patrón más o menos regular en la sucesión de los objetos en los que fijan su libido. El patrón es común es el siguiente:

Etapa Oral: Incialmente, podemos suponer que los afectos del infante se centran al rededor de la boca, es este el periodo en el que todos somos lactantes, en el que nos llevamos la mano a la boca y mordemos o chupamos lo que encontramos o los mismos dedos si es que no hay una manta o personaje de peluche o felpa.

Podemos observar que durante esta etapa la persona carece de Yo y Super Yo, siendo casi enteramente un Ello, carente de reglas sociales o la más mínima noción de estas (al menos hacía el inicio de esta etapa).

Esta etapa abarca generalmente el primer año de vida.

Etapa Anal: Dura aproximadamente entre uno o dos años y corre entre el segundo año de vida hasta el tercero. Durante este periodo la persona aprende y se relaciona con las reglas sociales y las básicas de higiene, notoriamente se encuentran el proceso de abandonar los pañales y otros comportamientos sociales indispensables (como ir al baño, bañarse, comer apropiadamente y por si mismo, no maldecir ni golpear o morder, tampoco defecar u orinar o tocarse en publico; etc.). En esta fase el Súper Yo nace y los comportamientos masturbatorios van en retención con la esfínter anal: Retener y Dejar ir.

Es también notorio que el habla popular haga comentarios sobre como algunos infantes o animales "Dejan un regalito" a quienes le rodean.

Al finalizar estas dos etapas podemos dejar una nota al margen y retomar el comentario de Jacques Lacan (celebrísimo psicoanalista francés) a propósito del tema, a cerca de que el centro no es en sí el "orificio", si no los bordes del mismo, que dicho sea de paso, le conforman (No se trata de un "agujero" si no de un borde circular, es exactamente en esa parte en la que se fijan, donde recae el placer).

Etapa Fálica: Esta corre más o menos desde el cuarto hasta el sexto año de vida. El centro de esta etapa es el falo (o pene) en los niños y el clítoris o la vagina en las niñas. La manifestación se puede presentar como toqueteos infantiles en el área genital. En los jardines de niños se puede observar en ocasiones como los infantes empiezan a experimentar curiosidad por sus compañeritos o compañeritas (según sea el caso). Expresando el desarrollo sexual de esta etapa en una forma más tierna, diríamos que Tanto los niños como las niñas centran su comportamiento masturbatorio en "Tocar o mostrar su cosita" (Comportamiento que choca con preceptos sociales). Esta fase es importante porque además es el momento en el que se concluye el Complejo de Edipo, donde quienes sean las figuras paternas han cobrado particular importancia (pues, evidentemente, son centro del mundo del sujeto).


Aquí debemos hacer una pausa: Al hablar del inconsciente y su formación, Lo que sea que haya sucedido durante las etapas anteriores puede mostrar repercusiones en la vida adulta.

Periodo de Latencia: Esta fase corre desde los 6 ó 7 años hasta la entrada de la pubertad. Se puede decir que durante esta los impulsos son canalizados hacía todo tipo de actividades, y que (quizás debido a cuestiones de crianza social) los comportamientos masturbatorios se reducen, como si entrasen en un "receso". Durante este periodo la mayoría de los infantes se dedican a toda clase de actividades, particularmente las lúdicas; aquí al niño se le debe dejar jugar y socializar aún más.


Etapa Genital: A partir de esta etapa nace gracias a la posibilidad de reproducirse del sujeto, y es donde ud. se situara por el resto de su existencia: La sexualidad se centra alrededor de su área genital, y obviamente se manifiesta desde la pubertad. A partir de aquí los actos de masturbación adquieren un significado sexual en todo sentido erótico y reproductivo.

Esperamos en otras entradas poder revisar más detenidamente cada etapa y sus consecuencias y desarrollo, ya que cada una constituye un tema por sí sola.

Problemas en las Etapas


Ahora también vamos a mencionar este detalle sobre las neurosis y fijaciones: Estas no son gratuitas ni inmediatas, en algunos casos (más no en todos) se pueden gestar durante las primeras etapas de desarrollo.

Las fijaciones (como la popularmente afamada "Fijación Oral") no son otra cosa que una "Ligazón" especialmente fuertes que comúnmente incluye una regresión (a las etapas de desarrollo).

Definido a grosso modo, para el psicoanálisis una "Ligazón" es cuando el flujo de la excitación de una persona es limitado o restringido debido a constantes "conexciones" o "Ataduras" entre ideas o conceptos personales (Una "Ligazón" de "Conceptos", por definirlo en términos físicos). Esta "ligazón" puede tener su génesis en eventos y vivencias durante las etapas previas al periodo de Latencia, así el placer es "fijado" a -por ejemplo- una acción o forma propia de una de las etapas (como fumar o comer en resultado a una oral), lo cual no sólo afecta el comportamiento, si no que también, en los casos más extremos, puede predispone a la posibilidad de una neurosis y limitar la posibilidad de permitirse placer por otros medios... Por ejemplo: Una fijación con los padres le puede impedir al sujeto disponer de los placeres de una vida independiente, pero claro está, el disfrute del placer debe ser acomodado dentro de los parámetros sociales (No se van a poner a disfrutar de un placer que no se permitan si eso los va a hacer socialmente inaceptables al grado de volverlos no funcionales).


Conclusiones

¿Qué deducimos de lo anterior? La mayoría de los problemáticas, significantes e introyecciones y -sobretodo- conflictos de personalidad se manifestaran en una persona hasta la llegada de la etapa genital, o lo que es lo mismo:
  • Los problemas que un(a) adolescente manifiesta no aparecen de la noche a la mañana, venían gestándose desde la infancia temprana.
  • Los conflictos que prevalecen principalmente en la personalidad (durante todo el periodo de la vida) son los que aparecieron en la adolescencia
  • Así mismo, Conceptos, significados asignados a actos o eventos, creencias racionales o irracionales, introyecciones, interiorizaciones y otras ideas que se hayan aprendido previamente o durante la adolescencia quedaran en buena medida fijadas en la persona.

Para saber más:

* "Tres ensayos para una teoría Sexual" [Drei Abhandlungen zur Sexualtheorie] (1905), Sigmund Freud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada